Agro, minería e industria, a mover economía paisa

El crecimiento económico de Antioquia este año dependerá de que sectores productivos fundamentales como la ganadería, la porcicultura, la minería de oro y otras actividades como la industria, el comercio y la construcción mejoren sus indicadores.

Así se desprende del más reciente Boletín Económico Regional del Banco de la República, en el que se consigna que negocios, en los que Antioquia tradicionalmente ha ejercido el liderazgo, observaron un retroceso en 2017.

Se destacan los menores niveles de sacrificio de ganado bovino que cayó 8,4 % frente a 2016, que con 544.623 cabezas tuvo la cifra más baja de los último cinco años. Por su parte, el sacrificio de cerdos observó una disminución de 0,2 %, contabilizando 1,9 millones de animales (ver gráfico).

Del reporte, llama la atención el aumento que tuvieron las colocaciones de crédito del Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario (Finagro) que sumaron 2,5 billones de pesos, un 26,7 % superior al registro de 2016. El incremento fue jalonado por las asignaciones a capital de trabajo que tuvieron un incremento anual de 58,5 %.

Crecer al 3 % este año

Aunque el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) revelará en mayo las cuentas territoriales de crecimiento económico (PIB departamental), la Cámara de Comercio de Medellín ya anticipó que el desempeño económico de Antioquia en 2017 creció solo 2,2 %, el nivel más bajo desde 2009, cuando el registro fue negativo (0,1 %).

Asimismo, pronosticó un incremento de 3 % del PIB antioqueño este año, soportado en el mejor desempeño de la demanda internacional y el incremento del consumo de las familias; además, por la inversión privada que repunta gracias a las menores tasas de interés.

De acuerdo a los resultados de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta, que la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi) realiza, entre enero y diciembre de 2017 la producción y las ventas de la industria manufacturera en Antioquia se contrajeron a un ritmo de 0,1 % y 1,5 %, respectivamente.

Para Juan Camilo Quintero, gerente de la Andi en el departamento, en lo que va de este 2018 se evidencia una recuperación del sector.

“El 2017 fue anormal, pero ahora estamos viendo un ambiente positivo, hay un consumo más activo y mayor confianza. No será un año excepcional, pero será mejor que el 2017 y es así como vemos un buen comportamiento en los sectores textil-confección, maderero y cosméticos”, dijo el líder gremial.

FUENTE: POR FERNEY ARIAS JIMÉNEZ , EL COLOMBIANO, Marzo 13. 2018.

Comments

comments powered by Disqus